El minimalismo es esencialmente el arte de ser capaz de cómoda, conveniente y estéticamente vivir con menos. Mientras que superficialmente esta tarea puede parecer bastante fácil, en realidad no es tan sencillo como parece, de hecho, una casa hermosa funcional es uno de los proyectos más difíciles de diseñar, se necesita habilidad, moderación y un montón de disciplina.

Para algunos de nosotros que tienden a traer a casa casi cualquier cosa, la tarea es más difícil, pues no se trata de la adición de complejidades, se trata de quitar capas. A pesar de optar por un estilo que rezuma sofisticación, elegancia y líneas rectas y nítidas, todavía hay mucho que puede hacer para agregar el carácter y la personalidad única de su espacio vital mínimo.

El llevar a cabo este diseño minimalista no significa que usted debe seguir un modelo que tenga como molde el blanco y negro de una manera impersonal y casi estéril, de hecho, hay una línea muy fina entre interiores minimalistas deslumbrante e interiores monótonos y aburridos. La parte más difícil es el arte de permanecer en el lado derecho de la línea difícil de alcanzar, es por ellos precisamente que recomendamos incluir un poco de sabor a ese ambiente contemporáneo.

El truco está en asegurarse de mantener la sala de estar con los menos objetos posibles en combinación al tema respectivo, sólo debe hacer sentir su presencia con matices muy sutiles.

  • Las líneas deben estar limpias y bien definidas y los patrones intrincados deben evitarse siempre que sea posible. Su forma más pura detesta cualquier cosa que no sea sencilla.

Recuerde que una sala de estar minimalista no tiene que estar llena de líneas simples, cuadrados y rectángulos, pues con una curva sensual aquí y allá puede añadir a la habitación un toque especial  (Aquí es donde los muebles modernos son muy prácticos), ofreciendo un contraste tanto visual como geométrico, manteniendo el diseño limpio y coherente. De esta manera usted nunca se alejará del camino.

Entre otros detalles a tomar en cuenta serían los siguientes:

  • En las salas con la iluminación adecuada o incluso un toque de color de acento, la zona o pedazo de la decoración se convierte al instante en algo sensacional que hace girar cabezas y se convierte en una conversación de arranque.
  • Las habitaciones suelen apegarse a sólo uno o dos tonos neutros, de esta manera el fondo se convierte en un lienzo perfecto donde puede resaltar cualquier objeto de su agrado e incluso se puede cambiar estos detalles en la temporada para mantenerse al día con las últimas tendencias.
  • Las chimeneas y mesas de café también hacen coordinaciones maravillosas en un espacio minimalista. El resplandor natural del fuego hace que sea un éxito instantáneo, mientras que una mesa de café inusual y ecléctica es difícil de pasar por alto. Los amantes de la naturaleza también pueden dirigir su atención hacia las plantas de interior.

Una mirada minimalista tiene que ver con la creación de espacio, trate de dejar suficiente espacio abierto alrededor de cada artículo de la decoración para traer un sentido de la atmósfera despejada y ligereza, esto obviamente debe hacerse mientras se mantiene la proporcionalidad y el atractivo visual de la habitación.

Acrílicos, mesas de vidrio, accesorios suspendidos y estantes flotantes ayudan enormemente en este sentido. La clave para encontrar un equilibrio justo y la funcionalidad radica en mantenerse disciplinado entre comprar y decorar.

¿Tienes algún comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.