Desventajas de Android

Cuando se trata de un teléfono inteligente, los aspectos que realmente importan son: seguridad, operaciones rápidas, potente funcionalidad, experiencia consistente, rendimiento rápido y facilidad de uso. Por desgracia, gracias a las fallas en su sistema operativo y desorden en la infraestructura de aplicaciones, no cumplen con varias de estas operaciones indispensables.

Algunos motivos por los cuales los teléfonos inteligentes Android no son los adecuados son los siguientes:

1.   Defectos en Aplicaciones y Play Store

 No todas las aplicaciones disponibles en la tienda son compatibles con los diferentes niveles o rangos de los moviles.

Si bien hay varias aplicaciones gratis para descargar, estas tienden a estar repletas de material de marketing y publicidad, lo cual rebaja en gran medida la experiencia del usuario.

La mayoría tienden a estrellarse o a hacer un cierre forzado, esto se ha convertido en una norma de estos dispositivos y lo peor es que muchos usuarios se han acostumbrado a esta falla.

2.   Defectos de dispositivo

El sobrecalentamiento es un problema común, sobre todo cuando se ejecutan juegos pesados cargados de gráficos, este tiende a ser más frecuente durante los veranos que los inviernos. La cuestión de calentamiento no sólo reduce la experiencia y  manipulación del usuario, sino que también perjudica la vida de la batería del teléfono.

Android, es un sistema operativo muy pesado y la mayoría de las aplicaciones tienden a ejecutarse en segundo plano, incluso cuando está cerrado por el usuario. Esto consume aún más energía y como resultado, el teléfono siempre termina fracasando en vista de las estimaciones de duración de batería dados por los fabricantes.

El almacenamiento es también un problema, tienen un almacenamiento interno mínimo; en consecuencia, la acumulación de videos y archivos se convierte en un problema.

La adición de una tarjeta micro SD puede ser una salida, pero ese movimiento puede obstaculizar la velocidad del teléfono.

La seguridad de los datos es otro problema y el miedo a la pérdida de los mismos siempre se aloja sobre los usuarios. Si bien hay varios software para móviles que crean copias, ninguna está muy unida al sistema operativo.

Algunos teléfonos tienden a perder drásticamente la eficiencia si se instalan decenas de apps. La eficiencia del teléfono está obligada a tener éxito con varios programas ejecutándose simultáneamente en segundo plano en un momento dado.

3.   Defectos del sistema 

Aunque la conexión de datos sin fisuras ya no está muy lejos en los móviles, necesitan suministro ininterrumpido a Internet para su funcionamiento eficiente. Google está detrás de Android y la gran cantidad de servicios que se ofrecen casi obliga a una perfecta conexión a Internet.

Mientras que las muchas aplicaciones y servicios de Google son muy útiles, también son muy susceptibles a los hackers y como resultado, se infectan, incluso antes de que sean liberadas públicamente. En otras palabras, la mayoría en el Play Store están plagadas de malware.

La estabilidad y la fiabilidad recibe un golpe debido al hecho de que hay varias docenas de teléfonos con diferentes especificaciones y componentes de hardware. Como resultado, surge la falta de compatibilidad entre el sistema operativo y sus socios de hardware.

Si bien la naturaleza de código abierto de Android hace que sea fácil de personalizar cualquier dispositivo, el mismo resulta ser un rasgo negativo ya que los hackers no tienen que golpearse la cabeza durante horas para conseguir lo que desean en sus archivos a través del sistema.

El sistema operativo móvil Android de Google está fragmentado, es decir, no todos los teléfonos ejecutan la misma versión.

Tags:

Escribe tu comentario