Decoración de una casa con colores neutros

Para buena parte de las personas, el decorar los interiores del hogar con colores neutros es sinónimo de utilizar principalmente el color blanco y la gran variedad de tonalidades existentes del beige, pues para muchos esto le resulta bastante molesto y no lo consideran para nada elegante.

En vista de lo anterior, en éste artículo hablaremos del gran abanico de posibilidades que tenemos para decorar la casa con los colores neutros existentes y que además resulte gratificante hacerlo.

Lo principal que debemos tener en mente es qué son los colores neutros; En decoración, neutro significa utilizar un color claro a uno medio y que combina bien con otros colores, esto significa que el gris, azul, amarillo, marrón o verde con una baja intensidad son neutros. Pueden dividirse en colores fríos, como el azul o verde por ejemplo, o cálidos como el marrón, rojo, naranja o amarillo, tomando en cuenta que nos referimos siempre a intensidades bajas de éstos colores.

Por su puesto, en la decoración de la casa se deben utilizar éstos tonos y así se consigue un ambiente muy fresco y relajado, pues estos colores son muy propicios para determinados sitios, por ejemplo; el azul neutro es excelente para lugares con vista al mar, el verde neutro es más de estilo clásico y es perfecto para sitios como casas de campo o casas que tengan mucho verde alrededor. Generalmente se mezcla con una decoración llena de texturas diferentes para aportar calidez al color verde.

Por otra parte, los colores neutros cálidos como el color chocolate, café o crema en todas sus tonalidades consiguen lograr espacios con mucha personalidad, atemporales y extremadamente acogedores. Estos colores se encuentran más en estilos modernos como en la ciudad o en el campo.

Ya sea que se vaya a decorar por primera vez la casa o a re-decorarla, es mucho más sencillo seleccionar una pintura que combine con los muebles o la decoración, que elegir una decoración que pegue con el color de la pintura. Por lo tanto, una de las primeras cosas que se debe decidir es el tipo de neutro que utilizaremos para pintar las paredes, ya sea frío o cálido. En vista de que esto depende de los gustos, cualquiera que se elija debe ser acorde con el entorno.

Si corremos con la suerte de tener una estancia muy grande, en lugar de pintar todas las paredes con el mismo color, podemos romper toda esa uniformidad pintando alguna pared con un tono diferente, ya sea más oscura o clara, logrando que exista contraste en ese lugar de la casa.

Otra cosas que puede ser de mucha utilidad es seleccionar una color que realce en la estancia, una buena idea es usar colores pop, pero con moderación, un cuadro, un cojín una mesa pequeña…pero sólo un color. Es una idea excelente si se implementa en una habitación de niños, por ejemplo, en el caso de la habitación de un niño varón, los tonos neutros negros, gris y blanco funcionan muy bien, además pueden combinarse con cajas con formas de piezas de lego rojo o amarillo. Ahora, si el color no es nuestro fuerte o lo que más nos gusta, pero deseamos crear un ambiente interesante manteniendo la uniformidad de colores, una buena opción sería añadir texturas, donde podemos utilizar materiales tales como, cortinas de lino, alfombras de fibra, taburetes de hierro o madera natural para el suelo.

Por último, podemos mencionar que sin importar el color que elijamos, el color neutro es una excelente opción para crear un ambiente de relajación cuando se combina con una buena decoración en la casa.

Escribe tu comentario